Granny hair: LA tendencia

 

grannyhair3

Mientras que algunas mujeres luchan por tapar el paso de los años (¿con qué necesidad, no?), el pelo gris o “granny hair” invade las calles, pasarelas y redes sociales (si buscan el hashtag se van a dar cuenta de lo que digo).
Esta tendencia surgió aproximadamente en 2011 en las pasarelas, en las que grandes diseñadores como Jean Paul Gaultier incluyeron este tono en las modelos que lucieron la colección otoño/inivierno de ese año.

Como pasa habitualmente con estas cosas, rápidamente se extendió por el mundo, empezando por las celebridades que poco problema tienen con cambiar mil veces de color, ¿no? Rihanna, Lady Gaga, Nicole Richie, Zosia Mamet, entre otras, se encargaron de convencernos de que el color está buenísimo y la verdad es que tienen razón, sobre todo cuando está mezclado con otros tonos pasteles. Bueno, obvio que Khaleesi de Game of Thrones también ayudó a que todas lo quisiéramos.

Celebrities

Hoy son muchas las que lo adoptaron y en Instagram y Pinterest no paran de circular fotos, pero la razón fundamental de este post es contar un poco cómo es posible llegar a ese tono que es hermoso, pero cuesta laburo, varias sesiones de peluquería y cuidado similar al de un bebé (?)
Hablé del tema con mi colorista Andrea Olivera, que es muy muy genia y está a cargo de Utopía, una peluquería en Montevideo donde trabajan muy bien y uno jamás se va decepcionado. Mi idea era saber un poco cómo funciona esto técnicamente y compartir la información con ustedes, por si tienen en mente jugársela con un cambio así.

Estas tonalidades  no son muy fáciles de conseguir ni de mantener en buen estado. Si están pensando en la adrenalina de llevar algo así es importante tener en cuenta que:


  • Transformar el pelo en un tono gris o blanco implica varias sesiones de de decoloración, repartidas en semanas e incluso meses, ya que el objetivo es eliminar totalmente el pigmento natural para poder llevarlo al “blanco”.
  • Para un tono de esta índole el cabello debe encontrarse en su máxima expresión, es decir: brillante, suave, hidratado y con las puntas en buen estado, para minimizar posibles consecuencias.
  • Antes, durante y después del proceso hay que ser consciente y responsable con los cuidados intensivos para que el pelo no se destruya y el color se luzca.
  • Atención a las referencias: Pinterest es una maravilla pero las fotos que aparecen no siempre cumplen con nuestras expectativas. Existen factores que pueden distorsionar el objetivo, como por ejemplo la luz, el peinado, el color natural, el tipo de pelo y hasta trabajos previos realizados.

Por lo tanto, si se deciden a intentar con algo así tengan en cuenta que requiere de una preparación previa para dejar el pelo en el mejor estado posible así aguanta las decoloraciones. Además, hay que tener paciencia porque el proceso puede ser largo, no es cuestión de ir un par de horas a la peluquería y salir con el resultado final.

Lo que les recomiendo es que se asesoren correctamente y que dejen la cabeza en buenas manos (ya les pasé un dato, aprovechen), con gente que sepa lo que está haciendo y que use productos que realmente cuiden el pelo y puedan asesorarlas correctamente. Es muy importante cuidar el pelo de manera adecuada, porque no hay nada más terrible que un trabajo de peluquería mal hecho, sobre todo en este caso en el que exponemos al pelito a cosas extremas. Por un mundo más suave y sedoso :)

grannyhair1   grannyhair2

Te puede interesar...