Decata: merienda chocolatosa

Estuve de vuelta por el local de Palermo Hollywood, uno de los tres que tiene Decata. Desde afuera el lugar da la impresión de un viejo almacén y te invita a sentarte en las mesitas exteriores a disfrutar del buen clima, salvo cuando hay mil grados y sólo querés desmayarte bajo un aire acondicionado y ahí decidís entrar.

Todo tiene una onda antigua mezclada con las actuales tendencias de Pinterest: muebles viejos, paredes con ladrillos a la vista, estanterías de madera hasta el techo, pizarrones, frascos de vidrio por todos lados, latas de galletitas como las que teníamos cuando éramos chicos, bolsas de arpillera con alguna cosa adentro y unas lámparas hermosas que dan ganas de tener en casa.

El ambiente: tranquilo salvo que justo ligues un grupete de amigos ruidosos como pasa en todos lados, pero hay gente trabajando con su compu mientras escucha la música ambiente (a veces no muy acertada), parejas y bastante señor a la pesca, creo.

Decata2

En el primer piso hay una terraza aparentemente muy linda, que todavía no tuve el gusto de conocer por las altas temperaturas. Hay sombrillas, sí, pero con 35 °C mejor quedarse en la planta baja. En otro de los locales hay un patio interior como opción al aire libre.

Al entrar por cualquiera de las dos puertas uno se topa de frente con un mostrador o mesita llena de dulzuras que parecen props de arte. Porciones de distintas tortas esperándote detrás de una vitrina, cuadrados, muffins, budines y muchas cosas más, puestas de una manera detallista que te invita a avalanzarte sobre todo.

Decata

Se venden como “auténticos pasteleros” y no decepcionan. La propuesta es amplia y las combinaciones de sabores son espectaculares. Incluye desde mega tortas hasta propuestas más discretitas (?), incluso alguna cosa light para los que desean comer sin culpa.
Las porciones de torta son generosas, la primera vez que estuve me traje a casa lo que me sobró porque era mucho (y porque no abandono una torta de chocolate y avellanas ni en pedo).

Los precios están acordes a la zona y al tipo de propuesta. No es para nada barato, aunque tampoco inaccesible si uno pide bien. El servicio es muy bueno, generalmente atienden rápido y todas las cosas parecen recién hechitas.

La especialidad de la casa son las cosas dulces, pero también hay opciones saladas para el almuerzo o la noche. Hace poco tiempo incorporaron una propuesta nocturna con cosas para picar, tragos y algun pibito con onda musicalizando la velada. La carta tiene también bebidas muy ricas: limonada con menta y jengibre, licuados frutales medio frappé para los días de calor insoportable, ice tea con mezclas que están buenas y algunas opciones de café.

Claramente se destacan con las meriendas y desayunos. Incluyen una especie de combos que contienen tostadas, medialunas, scones, dulces caseros, yogurt con granola, mermeladas light y alguna cosa más para tomar, de lo más tradicional digamos (café con leche, té, jugo de naranja, etc.), dependiendo de la opción que elijas.

El hit: tienen tortas y otras delicias para llevar. Muchas opciones para deleitarse en casa o quedar como un campeón si vas de visita a algún lado.

Mis recomendados: cuadradito de mousse y brownie + limonada de menta y jengibre o licuado de frutilla. La torta de chocolate y avellanas es un despelote; el cuadrado de ganache (con dulce de leche), a pesar de su tamaño, es súper rendidor.

Para los que gustan de los postres menos empalagosos, la torta de mousse de chocolate con frutos rojos está bien; es rica y logra el equilibrio perfecto con el ácido de los frutos. Ojo, es bomba pero no se nota.

> Decata
Dirección: Honduras 6100 esq. Dorrego.
Web
Fanpage

Te puede interesar...