Depilación de cejas, por Fernanda Cabrera

Cuando tenía más o menos trece años, mi abuela me explicó cómo medir el largo de la ceja para que sea armoniosa y hasta el día de hoy es el método que uso (de anchos hablamos después).

La ceja no debe medir más que el largo del ojo, para evitar que se generen expresiones no deseadas. ¡Cuidado! Hay gente que nace con cejas prefectas y son las personas a las que debemos odiar (?), pero si sos una persona normal, la mejor forma de medir el largo es esta:

1) Comienzo: poner un pincel finito en forma vertical en el lateral de la nariz y donde el pincel se topa con la ceja es donde debe comenzar.

2) Arco: la parte más alta de la ceja se llama “arco” y se mide poniendo el pincel en el medio de los labios y pasando por la mitad del ojo; el punto que marca es donde debe ser el arco.

3) Final: se mide con el mismo pincel, uniendo el lateral de la nariz y el final del ojo; el punto que se marca es el final.

Respecto a los anchos
Según las distintas épocas y moditas se han usado las cejas más naturales y anchas, pero también hubo periodos que no se han usado casi cejas y las que siguieron esa moda son las que ahora se las pintan con delineador, o sea: EL HORROR.

La forma del ojo también determina cuáles son los mejores estilos de cejas que quedan bien, más allá de lo que naturaleza nos dio y lo que la moda imponga.
– Ojos juntos: separar las cejas lo más posible pero sin exagerar, para acompañar visulamente los ojos y que no parezcan tan pegados entre sí.

– Ojos hundidos: tratar de que las cejas sean un poco más finas para que su sombra no genere que los ojos parezcan más aplanados.

– Ojos muy separados: acercar un poco las cejas, dejando más cantidad de vello en la zona cercana a la nariz.

– Ojos caídos: intentar que quede más elevado el ángulo externo de cada ceja para contrarrestar.

¿Cuál es el mejor momento para depilar?
Es mejor hacerlo después del baño, porque los poros están abiertos. Utilizar la luz del día también es mejor que usar artificial.
Recomiendo siempre la pinza antes que la cera, porque la cera puede llevarse pelos que no queremos que se vayan y no es fácil andar un mes con lentes grandes por falta de cejas.

Si tenés unas cejas rebeldes y con pelos largos, vale recortarlos. Esto se logra peinándolas hacia arriba y recortando con moderación, prestando especial atención en el momento de recortar las puntas.

Algo que también se puede hacer para mantenerlas prolijas es peinarlas antes de salir con los cepillitos que traen algunos sets de pinceles de maquillaje o con un cepillo de dientes. Otra cosa que también pueden usar es un gel para cejas que es como un rímel transparente que las peina y las deja en su lugar (sí, eso existe). Lo he usado y está bueno, pero desde que se me terminó no lo conseguí más.

Recuerden: ante la duda no hay que depilar de más, porque no son vellos que crezcan con tanta facilidad. El impacto visual que genera en el rostro un cambio en la depilación de cejas es muy notorio, así que si no te animás sola y es tu primera vez, podes ir a un profesional que te dé el perfil y después hacerlo sola en tu casa, para mantenerlo.

Últimamente se ve cualquier cosa y lo peor es que no se dan cuenta de que enmarcan el rostro y que una ceja mal depilada puede desfigurar la cara de una manera atroz.

Te puede interesar...