Cómo maquillarse para una entrevista de trabajo, por Liliana

Durante los últimos años he visto chicas llegar a entrevistas de trabajo con una mega producción digna de una salida nocturna a bolichear. Sombras celestes, delineados blancos, rubor similar al de las muñecas antiguas, labios rojísimos, entre otras barbaridades. Sepan que si bien el currículum es fundamental, la presencia también influye mucho. De nada sirve ser una genia y cumplir con los requisitos, si al enfrentarte al entrevistador aparecés como recién salida de algún antro bailable.

Liliana escribió un post con algunas ideas y recomendaciones sobre maquillaje para entrevistas laborales, algo importante a tener en cuenta para no quedar desubicada y poder centrar la atención en las cosas importantes: EL ESCOTE. No, mentira, en las aptitudes para el puesto.

————————

Aunque muchos defienden que el aspecto físico no es importante en una entrevista de trabajo, todos podemos reconocer que esto no es realmente así, aunque claro, es una postura que exige que la maticemos. En una entrevista de trabajo influyen más de unas cuantas variables, pues mientras que para llegar a la propia entrevista es importante el currículum, y en muchos casos una carta de presentación, a la hora de enfrentarnos con el responsable de Recursos Humanos que selecciona al personal entran en juego otras variables. Y sí, dentro de ellas tiene un gran peso la apariencia, así que no la descuides cuando busques empleo.

En el momento que un candidato o candidata llega a la entrevista de trabajo, se supone que su preparación académica y experiencia laboral cumplen de sobra para conseguir el puesto de trabajo, por lo que en ese momento se tienen en cuenta otros aspectos que podrían dar una idea de la profesionalidad o personalidad del aspirante.

Aspectos como la personalidad, la forma de hablar y ordenar las ideas, incluso la forma en la que gesticulamos, son una fuente de información casi inagotable para un buen entrevistador laboral, que con cada detalle puede hacerse una idea más completa de la personalidad el aspirante, con lo que saber si será una persona activa con facilidad para el trabajo en grupo o más bien alguien propenso a evitar el trabajo y culpar a los demás de sus fallos.

Así que lo mejor es causar una buena impresión para convencer antes y mejor al entrevistador. En este sentido, es lógico ir bien vestidos a la entrevista, con una ropa acorde al puesto laboral. Está claro que en muchos de los anuncios de internet no se especifica nada sobre el aspecto físico, pero si es algo que puede jugar a nuestro favor.

No se puede dejar al azar algo tan importante como el maquillaje, algo que evidentemente afecta más a las mujeres. A los hombres les bastará con acudir a la entrevista con la cara limpia y descansada, para evitar malas señales como ojeras o una barba descuidada. En el caso de las mujeres, las posibilidades son más numerosas, ya que tradicionalmente son el género que se ha valido del maquillaje.

Aunque todo se podría resumir en usar un maquillaje suave y natural, huyendo de cualquier exceso, hay una serie de consejos que sin duda ayudarán a que nuestra entrevista de trabajo sea más exitosa.

1) Utilizar una base suave
Lo primero que debemos hacer es dar un toque uniforme y natural a todo nuestro rostro, para esto son muy recomendables las BB cream, una mezcla entre crema hidratante y base de maquillaje que ayuda a dar luminosidad y uniformidad al rostro. Como es lógico, lo ideal es buscar el tono que mejor se adapte al de nuestra piel, evitando el indeseable efecto máscara que deja un corte visible entre la base y nuestra piel.

2) Ilumina y rejuvenece
Con un poco de maquillaje iluminador, aplicado en zonas clave como el lagrimal o el hueso de la mandíbula, le daremos más luz a nuestro rostro, y además de rejuvenecernos nos dará un aspecto más enérgico y activo. Lo mejor es recurrir a productos de base líquida, que ayudan a obtener un resultado más óptimo al instante. La idea es resaltar la estructura de nuestro rostro sacándole el máximo partido con el objeto de hacer más agradable lo que ya tenemos.

3) Sombras
Particularmente no las recomiendo, pero si sos de las que no puede salir de la casa sin usarlas, es mejor utilizar aquellas neutrales dentro de los tonos marrones claros (crema, beige, etc.). Las sombras deberán ser mate, nada de brillo para esta ocasión.

4) Máscara y delineador
En el caso de la máscara, con poca cantidad es necesaria. No está mal darle volumen a las pestañas, pero no quedes como Minnie Mouse.
Respecto al delineador, evitá que sea líquido, incluso si sabés que sos re pro aplicándolo. La terminación queda muy distinta que la de los delineadores de lápiz comunes.

5) Rubor
Un poquito de rubor siempre viene bien y da un aspecto saludable. Ojo con parecer muñecas: usar mínimas cantidades y en tonos similares al de la piel para lograr un efecto luminoso.

6) Labios
Siempre será mejor aplicar un poco de gloss a nuestros labios en lugar de una barra de rojo intenso. Cuidado con abusar del brillo del gloss, aplicar poca cantidad o de lo contrario, un labial muy claro.

En resumen: huí del exceso, descarta totalmente los colores estridentes, ya sea para el rubor, los ojos o los labios. Pensá que en una entrevista de trabajo debemos ir con el aspecto que iríamos a trabajar a diario, no como nos maquillaríamos para una noche de fiesta. El maquillaje debe ser una herramienta que elimine las pequeñas imperfecciones y realce nuestra belleza natural.

Maquillaje para entrevista de trabajo

OTRAS RECOMENDACIONES:

1) Fer Cabrera escribió un post sobre el uso del cubreojeras que también les puede ser útil.

2)Andrea nos habló del paso a paso para sacar el maquillaje y mantener la piel sana, ¡no se olviden de hacerlo después de la entrevista!

3) Julieta escribió sobre varios productos que pueden ayudarnos a mantener la piel grasa lo más linda posible, si tenemos constancia y ponemos un poco de esfuerzo.  

Te puede interesar...