Señores que visten montgomery: yo los defiendo

En estos días se armó debate en Twitter sobre una de las prendas masculinas que no debería faltar en invierno: el montgomery.
Queridos varones que comentaron idioteces: no es una prenda “para putos”, todo lo contrario, se impuso gracias a los bien machotes que fueron a meter el cuerpo a las guerras.

Via Pinterest

Como muchas otras prendas, surgió en la Primera Guerra Mundial con la función básica y fundamental de abrigar a los soldados y oficiales marinos que debían protegerse del crudo invierno y los vientos helados del Atlántico y del Mar del Norte.
Posteriormente, en la Segunda Guerra Mundial, el mariscal Bernard Law Montgomery se encargó de popularizarla en Inglaterra.

Una vez terminada la guerra, el gobierno inglés puso a la venta todo el equipamiento militar a precios bajísimos (el SALE siempre existió, ¿vieron?) y la prenda se popularizó gracias a que muchos señoritos pudieron acceder a semejantes abrigos.

Obviamente, con el paso del tiempo se volvió a reimponer y se transformó en algo clásico que no distingue edades, y que invierno tras invierno podemos verlo en las vidrieras de muchas marcas locales (sí, en Uruguay hay, abran los ojitos).

Seguro ahora que ven las fotos los recuerdan; muchos los habrán usado cuando eran más chicos para ir a la escuela hechos unos Teletubbies, todos abrigados. Bueno, ahora que adquirieron un poco de sentido estético (o no), pueden optar por los distintos modelos y materiales de los que están compuestos y vestirse preciosos.

Via Pinterest

¿Cómo saber si están comprando un montgomery y no otra cosa?
Sabemos que los vendedores son capaces de enchufarnos cualquier producto con tal de tener la comisión. Incluso a veces nos crean imágenes que no existen, nos hacen tener visiones de prendas que no son (?). Te hacen ver un montgomery cuando es una campera impermeable, y todo así.

Por eso, deben tener en cuenta que en la mayoría de los casos, el montgomery tiene las siguientes características:

– Es de tartán (es como una lana pero suavecita).
– Botones de madera alargados, aunque esto puede variar por todo lo que se ha reinventado la prenda con el paso del tiempo.
– Los botones se abrochan a través de una especie de cintas (originalmente se hacían así para que pudieran ser fácilmente manipulados mientras se usaban guantes gordotes).
– Bolsillos exteriores, con o sin solapa.
– Capucha, aunque en muchos casos no la incluyen.
– Largo: tres cuartos (un poco más abajo del pit*, pero antes de las rodillas)

Es una prenda atemporal, súper abrigada y fácil de combinar. Va bien con un look más informal o casual y con alguna cosa más formal, dependiendo siempre de los materiales con los que esté confeccionado.
Anímense, úsenlos, me van a agradecer el calorcito corporal que van a sentir.

#ConsejoRegio 1: A las nenas nos encanta, viste MUCHO al nene y les da una impronta que siempre nos va a copar.

#ConsejoRegio 2: Si quieren saber qué accesorio pueden incorporar para estar todavía más abrigados, visiten este post

Via Pinterest

Via Pinterest

 

Te puede interesar...