Qué cosas renovar cuando terminás una relación (primera parte)

No voy a decir “el tipo o la mina que los dejó o dejaron” porque no tiene sentido; eso queda a criterio de cada uno. Hay gente que necesita reemplazar al otro en seguida y hay otros que prefieren revolear la chancleta durante un tiempo #RevolearLaChancleta.

Lo que sí creo y sugiero, es que hay que renovar el primer cajón. Sí, el de la ropa interior (si la guardan en otro lado, no entendieron nada de la vida).
Seguro piensan que estoy desvariando y puede ser, no lo niego, pero creo que como forma de descarga puede servir. Claro, no les va a solucionar la vida, arreglarles el corazón que les rompieron ni deshincharles la cara de llanto esa arrastran desde hace días, pero de alguna forma, ordenar el exterior ayuda a ordenar el interior.

Es evidente que lo primero que se les viene a la cabeza es “renuevo la ropa interior así estreno con la próxima víctima”. Bueno, no. No es la intención, aunque si lo hacen pensando en eso, también es válido.
Estrenen con ustedes mismos, pónganse ropa linda “aunque no se vea”, háganse las gatas y los gatos, cómprense cosas que los hagan sentir lindos y atractivos, incluso si eso implica que la elección sea una bombachita blanca de algodón o una Prili “color piel”

Es divino estar de pijama durante días y con pinta de indigente mientras hacemos el duelo, pero mientras, sentados en la cama, podemos agarrar el cajón y seleccionar las cosas que ya no vamos a querer. Eso sí, tratando de evocar momentos lo menos posible, para torturarse ya tendrán otras instancias.

Sugerencia importantísima: esto no debe realizarse un domingo, elijan cualquier otro en el que la sanidad mental los acompañe.

Al final las madres tenían razón cuando decían: “ponete linda ropa interior por si te pasa algo”. Voto porque ese “algo” sea un hecho relevante y un tanto maravilloso, con ustedes o con quién quieran.

Te puede interesar...