¡1, 2, 3!, por Andrea Luzuriaga

La queridísima Andrea Luzuriaga nos trae consejos para cuidar la piel, ¡presten atención!

A veces cuando llegás tarde a tu casa, lo único que querés es de irte a dormir. Tomás un vaso de agua, te lavás los dientes, te ponés el pijama y te metés en la cama. Ahora, si mañana querés levantarte tan diosa como hoy cuando te arreglaste para salir, NO PODÉS IRTE A DORMIR SIN DESMAQUILLARTE.

Es más fácil de lo que parece. Con solo tres pasos que te toman menos de 10 minutos podés irte a dormir tranquila que mañana tu piel va a estar bárbara.

1 – Desmaquillar el rostro: Necesitás una crema o loción desmaquillante. Por lo general, si tenés piel seca una crema te va a ir bien. Si tu piel es un poco grasa, optá por una leche o una loción más ligera.

Aplicala en todo el rostro y el cuello. Masajeá para que penetre un poco y retirá con un algodón.

Consejo: los discos de algodón son mucho mejores que el algodón. No se desarman y no dejan restos.

2 – Desmaquillar los ojos: Tenés dos opciones, la primera, es usar el mismo desmaquillante con mucho cuidado. Aplicás la crema en el parpado (con cuidado de no tocar los ojos) y retirás. Poné desmaquillante en un hisopo y comenzá a retirar la máscara de pestañas y el delineado con cuidado cerrando el ojo y pasando el hisopo hacia abajo.

La segunda opción es usar un desmaquillante específico para ojos (que son más suaves y delicados) realizando todo el proceso con un disco de algodón.

Consejo: Retirar la máscara es súper importante. Dormir con ella puede generar irritación e hinchazón sobre todo si son waterproof. Es una cuestión de salud.

3 – Refrescar: Vas a notar la piel grasa. Es porque de hecho, los materiales oleosos son los que retiran el maquillaje más efectivamente. El último paso es aplicar un tónico que retire los últimos restos de make up que hayan quedado e hidrate la piel.  No hay que olvidarse de usar el tónico en el cuello también.

Consejo: Lo mejor es usar algo bien liviano, que se corresponda con nuestro tipo de piel. La piel grasa podrá soportar lociones astringentes (con ingredientes cítricos) y las sensibles y secas con ingredientes hidratantes (como agua de rosas).

Con estos tres pasos nos aseguramos que la piel respire y esté limpia y sana.

Te puede interesar...